Avisar de contenido inadecuado

Anecdotario_02_marzo_2011

{
}

Anecdotario_02_marzo_2011

Llega la primavera. Está ahí, empujando con fuerza en la savia de los árboles, en el entusiasmo de los enanos, en la exuberancia del paisaje, en los tempestuosos vientos que anuncian el cambio con aullidos desgarradores. Los biorritmos despiertan, los cuerpos se preparan, las mentes se abren y algunos días las ganas de vivir barniza cualquier realidad.

He dormido poco y mal, pero no importa, porque llego al cole y los niños me hacen ver que tengo un papel que cumplir aquí. Me marean con sus continuas demandas y en esa espiral de ruido, movimiento y color, olvido.

Avanzan. Leen mejor, aguantan más tiempo concentrados, se motivan con más facilidad, atienden a las normas antes, sonríen, juegan, aprenden... ¡Claro que avanzan! Los papás están agradecidos y se preocupan de hacérmelo saber, es el colmo. Los compis se van abriendo poco a poco (y yo a ellos). Encuentro el sitio que buscaba.

Y hoy he empezado a dar la extraescolar de tiro con arco con los enanos, aunque también van a apuntarse padres. Qué excitación, qué ganas de aprender y saber, qué concentración... ¡Qué gusto verles así! No sé quién ha disfrutado más, si ellos o yo.

En fin, compañer@s. Pese al frío que arrecia hoy, las amenazadoras nubes y la lacónica puesta de sol que acaece ahora, me siento feliz.

{
}
{
}

Deja tu comentario Anecdotario_02_marzo_2011

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.