Avisar de contenido inadecuado

Anecdotario_12_de_marzo

{
}

La rambo de las nieves

Qué bonita la primavera, ¿eh? Aquíestá llegando criogenizada, a -7ºC, con una rica nevada mañanera.

Esta mañana una compañera me preguntaba que qué tal el frío en mi casa (el secadero de jamones). Le respondí que yo ya no tengo piel, sino corteza, así que ya no noto "na". Soy una Rambo de las nieves. Jajajajaja.

Ayer me puse toda mona para ir a la excursión con los de infantil a la fábrica de chocolate de Ávila y visitar la oficina de correos. Ochenta pipiolines cogiditos de la mano y ocho profas corriendo como si fuéramos polillas alrededor de una bombilla para que a ninguno le pasara nada. Jamás había salido con enanos tan enanos. ¡¡Qué estrés!! No teníamos ojos para todos. Yo apoyé a la tutora de 3 años, que menudo pollo tenía.

La verdad es que los más chiquinines estaban asustadines. En la fábrica les abrumaba el ruido y en correos confundieron a un señor con Papá Noel.

En casa contaron que habían estado visitando la fábrica de correos. Ya no sé si se habrán pensado que las galletas se envían por los buzones, si los sellos tienen que ver con el prícipe de bequelar, y si los reyes magos llevan a la fábrica de correos el azúcar y el cacao para las cartas... Pobrines. Creo que les pilló un poco a desmano la visita. Los de 4 y 5 años disfrutaron más, porque ya se enteran más de qué va la cosa. Y qué frío en Ávila, por dios. ¡¡pero cuándo va a dejar de ventear y helar!!

A la llegada la tutora de los de 3 añines me invitó a comer en su casa, con su madre y su hermano. Pese a que me negué (con la boca pequeña, para qué lo vamos a negar, porque me encanta charlar con ella) insistieron tanto ella como su madre y pasamoso un rato fabuloso (al menos yo). No quiero ponerme sentimental... pero qué agusto me sentí :)

A las 4 vuelta al cole. Movimos la mesa de la sala de profes junto a la ventana, tomamos cafelito y echamos un laaaaaaaaaargo "parlao" que nos supo a gloria.

Pese a la paliza de la excursión, por la tarde me fui a entrenar y a aerobis, que además, teníamos paliza extra. ¡Venía el profe con ganas de mambo! Así que llegué a casa tan derrengada que me acoste con al camiseta de aerobis sin darme cuenta y a las 11 ya estaba planchando la oreja hasta las 8 de hoy. Me faltaba carga en las pilas, sí.

Y hoy san viernes. Ha llegado sin darse una cuenta, ya ves.

A disfrutar todos del finde, que yo pienso hacer lo mismo.

Un beso para tod@s

{
}
{
}

Deja tu comentario Anecdotario_12_de_marzo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.