Avisar de contenido inadecuado

Bienvenido, invierno.

{
}

Bienvenido, invierno.

Se agitan ahí fuera, tras mi ventana. Las copas de los chopos se enarbolan violentamente y tiritan al soplo del viento polar. Como brujas invocando a los espíritus se retuercen sobre sus propios troncos, se arquean, se estiran.

El cielo se viste, se desnuda, se vuelve a cubrir de densos nubarrones enjirolados. En su juego diabólico tapan y destapan al sol volviendo locas a nuestras pupilas, a las mismas sombras, que ya no saben si aparecer o esconderse. La mirada fría y despectiva del astro apenas llega para calentarse las manos o el espíritu.

Las hojas de los plátanos huyen estresadas del caos y se adhieren a los radiadores de los coches, de los autobuses, esperando así llegar a algún lugar seguro, un garaje, tal vez guarecido del frío y la lluvia. Los peluquines se suman a las bandadas de cosas que hoy, día excepcional, pueden volar como si tuvieran alas. Las bolsas de plástico, la fina arena del solar, las faldas agrisadas, las cabelleras, los brazos de las bufandas se agitan saludando enérgicamente al invierno que ha dado el primer paso con poderío. ¿El cambio climático? Le trae al pairo. Aquí se repite un refrán "el invierno en Valladolid no llega, cae" más cierto que la alerta naranja que marca Sir Aemet.

Azores demasiado alto, Groenlandia abre el canal para que la furia polar se extienda, como los males de Pandora. En fin. Días duros para quienes nos empeñamos en movernos en nuestros biciclos. Sin embargo, ¿acaso no nos sentimos fuertes cuando podemos avanzar contra el viento del norte? Peleamos contra los elementos y probablemente agradecemos más que nadie el radiador caliente bajo nuestras posaderas castigadas y heladas.

Bienvenido, invierno.

{
}
{
}

Comentarios Bienvenido, invierno.

Bienvenido, acá tambien nos visitó con un paisaje tan lindo como el tuyo. Saludos
riosil Jose 25/11/2008 a las 18:59

Deja tu comentario Bienvenido, invierno.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.