Avisar de contenido inadecuado

Epicentro.

{
}

Epicentro.

Epicentro.

Vibra el suelo.

Ya noto los nerviosos pulsos de la tierra en mis pies. Rebotan en mis entrañas.

En un fondo gris, las violentas nubes verdosas se enroscan como una gran colonia de víboras. El huracanado viento las trae hacia mi.

Espero paciente. Desnuda. Me he ido despojando de todo a lo largo de estos años. Ya sólo peleo con mi piel al descubierto.

Las heridas son demasiadas. Muchas se infectan irremediablemente. Me duelen de forma aguda, amarga y sumamente irritante.

Ni siquiera en mi más mísera situación he visto mermada mi capacidad para crear terremotos.

Descalza absorbo la energía que del suelo virgen mana. Asciende por mis terminaciones nerviosas y me impulsa hacia arriba con poderosa energía.

Las fuerzas se han empezado a desencadenar. Probablemente sea imparable.

Desentierro mi viejo tao, guardado bajo tierra. Abro los brazos y miro al cielo. Respiro la electricidad.

"...Hay algo que no llego a entender, ni siquiera hoy: al final me invadió una extraña sensación de desinterés y de confianza, que comprendía incluso la muerte. Ciertamente, suena absurdo... al mismo tiempo seguía preparando té; para el caso de que cesaran las tormentas... pero también para el caso de que duraran más tiempo de lo que pudiéramos soportar." Kurt Diemberger. Entre cero y ocho mil metros.

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Epicentro.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.