Avisar de contenido inadecuado

Salamanca en Allá arriba.

4/06/2014

He vuelto a comprarme un libro de poesía.

 

Porque me llevaron de la mano a un nuevo rincón para mí. Una pequeña isla llena de estanterías donde una vuelve a sentirse niña y pude emocionarme con total libertad. 

El librero habrá pensado que soy una loca más. Menos mal...

Frente a una plaza de piedra cobriza, en una tarde de brisa templada, bajo un sol tranquilo de junio y al calor de la vorágine de...