Avisar de contenido inadecuado

A la mejor mujer del mundo

{
}

A la mejor mujer del mundo

Eres hoy cajita frágil de cristal que encierra un alma poderosa. Cajita que se resquebraja y flaquea. 

Hoy quiero robarle pasos al tiempo, y disfrutarlos sabiendo que son casi casi los últimos a tu lado. Quiero hacer retroceder todas las manillas de todos los relojes del mundo para darte más años, todos los años para ti, para que te quedes, para que se haga esta vez una excepción, como premio a una vida entregada a los demás. 

Quiero volver a aquellos años en que eras mi única fuente de vida, de sabiduría (lo sigues siendo). Nos sentábamos a pelar kilos de guisantes mientras me contabas historias y me mecías con tus pies. Íbamos a buscar leche de las vacas de la señora que vivía en la plaza. Me despertabas con el olor del colacao caliente y las magdalenas más ricas del universo. Me curabas las anginas con alcohol, ¿te acuerdas? Podía llorar en tu regazo hasta quedarme dormida. Cuánto bálsamo encontré en ti en aquellos tan difíciles años. Cuánto equilibrio me transmitiste. 

Quiero pensar que soy tu fruto, que me parezco un poco a ti y voy a ser como tú cuando sea muy vieja. 

No me imagino mi vida sin sentirte viva y ahora me tengo que ir despidiendo de ti un poco cada día. No sé qué beso va a ser el último que pueda darte. 

Que la vida te sea justa y te reste el sufrimiento que a veces acompaña al último tramo del camino. Volarás dignísima (cuánto me gusta esa palabra) y tu legado hará que permanezcas aquí para siempre. 

En fin, abuelita. Te quiero como se quiere a un hijo, a una madre... Te quiero porque es imposible no quererte. 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario A la mejor mujer del mundo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.